America Rojas

Compartir en las Redes Sociales!!



Solo mirar hacia atrás y ver el camino recorrido y aun heme aquí entre jeringas, sondas y drenajes, trabajando en el área hospitalaria, uniéndome a los avances tecnológicos que cada dia son mas y mas. Llegando muchas veces a perder el contacto con el paciente por convertirse en una maquina reparadora.

Parece ayer cuando llego a la vida mi hija mayor , tan solo era estudiante en el gran Guillermo Benavente de Concepcion la recibimos. Se atraso mas de 10 dias lo que hoy en dia seria un horror, el dia del parto mi meconio era puré de arverjas. Señal de sufrimiento fetal y la indolencia era grande. Sala común alumna de Enfermería, obvio sin recursos mayores, ni trabajo.

Mis amigos Internos de Medicina apuraron la causa y fueron en busca del medico de turno, ademas la fecha no ayudaba mucho madrugada del 31 de Diciembre.

Yo no sabia ni siquiera el sexo de mi bebe, no había ecografias y el sexo solo se determinaba feacientemente al nacer...asi que asi las cosas, solo esperar y rezar.

En la madrugada --casi siempre de madrugada tengo la impresión, llegan mas niños y mas gente se va también..o solo la impresión?.. En fin de madrugada nació Gabriela..desmadejada y grisácea, de tanto sufrimiento y esfuerzo por nacer. Parto normal no mas..y rápidamente se la llevaron para reanimación. Apgar 7 al minuto, logro salir ilesa de esta casi asfixia neonatal. 

Y nada de apegos y esa hierbas de hoy en dia, daño en el niño y todo lo que sabemos..que importaba!! se la llevaron y alrededor de 10 horas después pude verla cuando llego en la mañana una camilla con mas de 10 bebes sobre ella...Todas las parturientas nos acercamos con cara de ansiedad, curiosidad y expectantes..mirábamos esos bultitos con una mantilla de color celeste cada uno y una tela adhesiva que les afirmaba el envoltorio. Nada de pulsera identificatoria..y esa brevas. Asi que a la suerte de la olla y decir nuestros apellidos y pasarnos un bultito tipo cigueña era todo uno. Y yo mientras esto ocurría pensaba si esa morenita era la mía, o esa trigueña..en fin cuando me la entregaron nunca pensé que era mi bebe pues era una cosita blanca y rubia muy lejana a lo que había imaginado. Con el correr del tiempo su padre y yo pensábamos y si se hubieran equivocado? y esa bebita tan linda, tierna y dulce no fuera nuestra? y si llegaran por la puerta un dia de estos a cobrarnos nuestra hija y traernos otra bebe'?

 Bueno en la actualidad despues de 30 y tantos años no quedan dudas de que Gabriela es mi hija y su parecido físico a su progenitor es inconfundible y el carácter donde destaca la perseverancia y fuerza es el mio..jeje

Este escrito es solo recordar un poquito los avances para bien y parea mal de nuestra medicina..

Un abrazote a cada uno que me lee..

Etiquetas: | edit post
1 Response
  1. Edgar Mora Goyes Says:

    muy bonito....es lindo recordar ...sobre todo los momentos agradables y las fechas que nos han brindado momentos de alegría y felicidad....NAMASTE


Publicar un comentario

Tus comentarios ayudan a que este blog crezca día a día...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...