America Rojas

Compartir en las Redes Sociales!!




El año pasado en pleno verano me senti extraña, pense que era una gripe, molestias en todo el cuerpo y una fiebre que me dejaba por el suelo, trabaje la semana completa en esas condiciones y el fin de semana ya me sentia tan mal que fui al Servicio de Urgencias, como la cefalea que tenia era tan intensa se me diagnostico una "neuritis", el domingo la cosa fue de mal en peor y de nuevo a Urgencias, aqui me fui casi de madrugada, ya que, como todos cuando nos enfermamos y hemos sido sanos, nos cuesta aceptar la realidad. Ya hospitalizada el dia lunes, y con los examenes, se me descubrio que era una Neumonia, totalmente atipica pues la sintomatologia que presente en nada hacia pensar que era este cuadro. Bueno en el transcurso de mi hospitalizacion, las visitas eran interminables y las llamadas por telefono, de ellos, de mis pacientes y logicamente mis amigos y familia. Pero lo que deseo destacar es como ellos a quienes curo, estaban preocupados y con sus dificultades para caminar, igual llegaban al Servicio de Hospitalizados, yo estaba muy decaida asi que poca atencion les preste en esos momentos, pero hoy al recordarlo, no puedo evitar emocionarme, por tanta demostracion de cariño y preocupacion. Asi son, espontaneos, querendones, genuinos. Cuando repaso mi vida y me veo joven, adolescente decidieno mi futuro al estudiar una carrera profesional, tuve dudas, me gustaban varias areas y por algun motivo que solo esta escrito donde no lo vemos, elegi esta carrera de servicio a los enfermos. 

El trabajo en enfermeria tiene de dulce y agraz, las personas que estamos en estas areas debemos armarnos de mucha entrega, responsabilidad, paciencia, no es lo mismo tratar con una persona sana, a una enferma con molestias, dolores y menoscabo personal. Su actitud va a ser diferente y ademas debemos considerar a la familia, que esta descolocada, angustiada, han perdido su equilibrio. Y no puedo dejar de admirar a quienes nos acompañan en esta labor, a los tecnicos paramedicos, ellos estan largas horas en tareas a veces muy ingratas, sobre todo con los pacientes postrados, que hay que movilizarlos, bañarlos y preocuparse de sus mas minimas necesidades de higiene y alimentacion.

Cuando miro hacia atras el camino recorrido, vienen a mi memoria muchas personas que me han acompañado en este camino, muchas se han jubilado, varias ya han partido de esta tierra, tambien por enfermedades porque aunque trabajemos en area de la salud, no estamos libres de contraaer enfermedades y esas personas todas han tenido una tremenda actitud de entrega y de trabajo.

Y por cierto se arman fuertes lazos de amistad, sobre todo en el area que me desempeño, es imposible no hacerlo, a veces son años, encontrandonos 2 o 3 veces a la semana, imposible no conversar y tocar asuntos personales. De verdad me entretiene y ademas como Tocopilla  es pequeño, inevitable no conocer a toda la familia, asi que soy una brujita buena, que conoce a las familias como la palma de su mano jeje. Noooooooo tan asi, pero en parte jeje.

Hoy quize tocar este tema, el cariño de las personas hacia uno, la fidelidad mostrada, el desinteres y la lealtad, el respeto y la admiracion, que dia a dia nos hacen sentir. Quizas este no sea un campo laboral donde uno pueda enriquecerse materialmente, pero los valores que trascienden la vida, sin duda aqui se encuentran por doquier.

Hasta pronto y un abrazo a quienes se dan el tiempo de leerme..  
Etiquetas: | edit post
0 Responses

Publicar un comentario

Tus comentarios ayudan a que este blog crezca día a día...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...