America Rojas

Compartir en las Redes Sociales!!




SABES QUE NO HAY UNA PLANTA LLAMADA CANOLA?

Rubén Darío | 26, jul
El aceite de oliva proviene de las aceitunas; el aceite de girasol, de los girasoles; el aceite  de uva, de las semillas de uva; el de cacahuate o maní, de los cacahuates y el de canola proviene de semillas de colza.La colza, raps o canola (Brassica napus) es una planta cultivada de la familia de las brasicáceas, con flores de color amarillo brillante.
Descripción
Es una planta anual que alcanza de 0,3 a 1 metro de altura, las hojas tienen de 4 a 5 cm, la floración se produce a principios de primavera con flores amarillas, el fruto es una silicua de 5 a 7 cm con varias semillas de 1,5 a 2 mm de diámetro.
Se cultiva por todo el mundo para producir forraje, aceite vegetal para "consumo humano" y biodiésel. Los principales productores son la Unión Europea, Canadá, Estados Unidos, Australia, China y la India. En la India ocupa un 13% del suelo cultivable. Según el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, la colza era la tercera fuente de aceite vegetal en el año 2000, tras la soya, y la palma, además de la segunda fuente mundial de comida proteínica, aunque su importancia sea sólo una quinta parte de la soya. En Europa, se cultiva principalmente para alimentar el ganado (por su alto contenido en lípidos y contenido medio en proteínas).
El aceite de colza, en estado natural, contiene ácido erúcico C22:1 y glucosinolatos que son medianamente tóxicos en dosis altas. Ha habido dudas sobre el verdadero origen de las intoxicaciones ocurridas en España, atribuidas en algunos círculos científicos a herbicidas. Oficialmente se considera que la causa de la enfermedad fue la ingesta de aceite de colza desnaturalizado con anilina importado para uso industrial y mediante las nuevas técnicas de análisis genético además ha sido posible demostrar que existe una predisposición genética a la intoxicación con aceite de colza desnaturalizado.
Un conjunto de variedades con niveles menores de ácido erúcico y de glucosinolatos se obtuvieron en Canadá y se le dio el nombre de canola (acrónimo en inglés de Canadian Oil Low Acid, aceite canadiense bajo en ácido); luego este nombre se ha aplicado indistintamente a variedades cultivadas de colza, sin importar sus niveles de ácido.
En Chile, el aceite de raps se usó indiscriminadamente y cuando se descubrió en los años 80, el papel que jugaba en el crecimiento infantil se empezaron a cultivar híbridos con menor contenido de ácido erúcico hasta llegar desde un 54% a un 3% de C22:1.
La semilla es la parte útil de la silicua. El proceso de obtención de aceite deja como residuo un pienso animal, medianamente rico en proteínas, que compite con la soya. Este pienso se utiliza principalmente para el ganado bovino, aunque también para alimentar cerdos y pollos.
Nombres comunes: Ajenabe, ajenabo, colinabo, colza, jábena, jenabe, jenable, jenape, mostaza negra, naba, nabieyo, nabilla, nabillo, nabina, nabiza, nabo, nabo agreste, nabo blanco de Granada, nabo común, nabo de Castilla, nabo de Fuencarral, nabo forrajero, nabo gallego, nabo largo, nabo luengo y delgado, nabo prolongado, nabo silvestre, nabu, napo, ñabiza, ñabo, ñabu, rabanillo, rutabaga
¿Qué hay de malo con esta imagen?
Muchas compañías están vendiendo el aceite de "Canola" como una alternativa "saludable", pero, el aceite de Canola no es más que un aceite "creado por el hombre", hecho a base de semillas de Colza modificadas genéticamente para disminuir su toxicidad.
El problema con el aceite de Colza es que es tan tóxico que la FDA lo prohibió en 1956 para el consumo humano. Así es que los productores Canadienses "crearon" en los años 70´s una variedad nueva de semillas de Colza con menor contenido del toxico ácido erúcico y decidieron que necesitarían un nuevo nombre para este aceite. Lo llamaron aceite L.E.A.R. por sus siglas en inglés (Low Erucic Acid Rapeseed), pero fue cambiado por "Canola" por cuestiones de marketing, ninguna compañía quería que la asociaran con un producto de nombre "Rape" (violación), además era sabido que el aceite de Colza era tóxico. El término Canola fue formado usando "Canadian oil, low acid" para convencer a los consumidores de que era nuevo y mejor y además seguro para consumirlo. Fue prohibido el uso en alimentos del aceite de semilla de Colza probablemente porque ataca el corazón y causa lesiones degenerativas permanentes, tiene un mejor uso como lubricante industrial, combustible, jabón y como base sintética para el hule. La verdad es que las semillas de Colza son las más toxicas de todas las plantas de las que se extrae aceite. Ni los insectos se las comen, en serio, el aceite de Colza es un insecticida muy efectivo y es el ingrediente principal en muchos pesticidas "orgánicos" (no químicos) que se aplican directamente a las plantas para matar bichos. En 1985, el gobierno Canadiense pagó presuntamente, la suma de $50 millones de dólares para posicionar el aceite de Canola en la lista de GRAS (Generally Recognized As Safe). El gobierno Canadiense subsidia a los productores y cosechadores de la semilla de Colza . Esta planta es económica, fácil de cultivar y es repelente a los insectos de forma natural, además, el aceite de canola es fácil de utilizar en las fábricas de comida procesada.
Para nombrar una, casi todas las mantequillas de cacahuate las usan para darle suavidad y que sea "untable". Ojo: La mantequilla de cacahuate NATURAL debe contener solo sal y cacahuates en la lista de ingredientes. Estudios sobre el aceite de Canola hecho en ratas de laboratorio, indican muchos problemas como la degeneración de corazón, riñones y glándula tiroides. Cuando el aceite fue eliminado de las dietas de estas ratas de laboratorio, los depósitos de grasa desaparecieron pero las cicatrices causadas por esta degeneración, se quedan en los tejidos de los órganos afectados. ¿Porque no se hicieron estudios en los humanos antes de ponerlo en la lista de conocidos como seguros de la FDA?. El aceite de canola "deprime" el sistema inmunológico y lo induce "a dormir". Es alto en glucósidos causan problemas de salud porque bloquean el funcionamiento de las enzimas y sus efectos son acumulativos, tomando años para que sean detectables. Un posible efecto secundario del uso prolongado de este aceite es la destrucción de la capa protectora de los nervios llamada vaina de mielina. Cuando esta capa protectora se acaba, nuestros nervios tienen corto circuito causando movimientos erráticos e incontrolables. Otro problema es que TODO el aceite de Canola ha sido modificado genéticamente. Por último, el aceite de canola es "Trans Fat" que ha demostrado estar ligada con el cáncer. La grasa "Trans Fat" incluyendo la hidrogenada o parcialmente hidrogenada (margarinas), causa daños a las paredes de nuestras células e inhibe su correcta oxigenación causando que se tornen cancerosas. Evita toda clase de aceite de canola! En Buenas Manos El Arte de Curar te recomienda utilizar aceite de Oliva extraido en frío, el aceite de coco, maiz, girasol y todo aquel que provenga de plantas reales y no transgénicas.
Wikipedia:
Aceite de colza o Aceite de Canola es el extraído de la semilla de la colza, usado sobre todo en el norte de Europa como condimento y para el alumbrado.1 Es de textura viscosa y color pardoscuro antes de llegar a ser refinado, de este aceite se puede separar estearina sólida. Es el principal aceite de uso alimentario utilizado para la cocina y la fabricación de comida en países europeos como Alemania.
Está compuesto principalmente por ácido erúcico (45-54 %), ácido linoleico (10-19 %), vitamina E (55-80 mg cada 100 g) y ácido linolénico (5-9 %). Actualmente se estudia la obtención de aceite de colza exento del ácido erúcico.1 A éstos nuevos tipos de aceite se los denomina "canola" o "colza doble cero", por su también bajo nivel de glucosinolatos.2 La variedad Oro, desarrollada en Paraguay y Argentina mediante manipulación genética, contiene hasta un 2% de dicho ácido y menos de 30 µmoles por gramo de glucosinolatos alifáticos.3 Esto puede causar síndrome de envenenamiento masivo por daño genético. Este síndrome afecta la capacidad de transportar oxigeno a las células Rojas,Afecta a los leucocitos Y la capacidad de producir inmunoglobulinas (IGM),destruye todos los macrófagos y ganglios linfáticos. Sus síntomas pueden variar de a cuerdo a el tipo de sangre del paciente: O+:Muerte entre los 12-14 años o-:Muerte entre los 15-20 años AB+:No adquieren este síndrome AB-:Presenta los mismos síntomas de la anemia Falciforme.
En España, un manejo irresponsable y criminal de este tipo de aceite produjo en la primavera de 1981 la muerte de casi 5000 personas y el envenenamiento de otras 60.000, según la Organización de Consumidores y Usuarios, de los cuales 25.000 han resultado con secuelas irreversibles. Aunque a mediados de 1988 se hablaba de 700 víctimas fatales. El 1 de mayo de 1981, el niño Jaime Vaquero moría cuando una ambulancia lo trasladaba desde su casa en el barrio de Torrepista de Torrejón de Ardoz hasta el Hospital de La Paz. Era la primera víctima de la que sería la mayor intoxicación alimentaria de la historia de Europa.
Jaime Vaquero, que vivía en la calle Campiña del Barrio de Torrepista de Torrejón, comenzó a sentirse mal en la noche del jueves 30 de abril de 1981. Fue llevado a las urgencias del ambulatorio donde le diagnosticaron insuficiencia respiratoria y fiebre. Durante la madrugada, su piel comenzó a volverse azul, y los médicos decidieron trasladarle a La Paz. El niño entró por su propio pie en la ambulancia, pero a los pocos minutos, perdía el conocimiento, entraba en coma, y fallecía antes de llegar al hospital.
Con este terrible suceso comenzaba la mayor intoxicación alimentaria de ls historia de Europa, una intoxicación con casi cinco mil muertos y más de sesenta mill afectados, y que hoy, treinta años después, continúa teniendo secuelas.
Las primeras investigaciones de la oleada de muertes que comenzó a inundar la localidad se centraron, primero, en un brote de legionella, después, en una neumonía infecciosa, para acabar echando la culpa a una partida de aceite de colza desnaturalizado.
En los primeros días de psicosis colectiva los vecinos de Torrejón sacrifican perros, gatos, y pájaros para intentar frenar una epidemia que se extendía sin freno. Y no era para menos: en tan sólo un fin de semana se detectaron otros ocho casos entre familiares y vecinos del niño fallecido. Tanto es así, que las AMPAs de los colegios intentaron evitar que los niños acudieran a clase, algo que no consintió el alcalde de Torrejón, Lope Chillón. Según el alcalde, "la enfermedad no se contagia persona a persona y la asistencia de los niños a clase es una medida de control de los niños".
Pero a pesar de ello la psicosis continuaba, y los rumores también. Enseguida apareció la relación con la Base Norteamericana, donde trabajaban, tanto la madre del niño fallecido, como el padre de la otra familia afectada. Y tampoco se olvidaron del hecho de que, días antes del suceso, el Ayuntamiento había depositado en un descampado muy cercano unos residuos no controlables.
Pero en seguida el caso se extendió y salió de Torrejón. Un ministro de la UCD, Jesús Sancho Rof, da la versión oficial que pasará a la historia: "Es menos grave que la gripe. Lo causa un bichito del que conocemos el nombre y el primer apellido. Nos falta el segundo, pero es un bichito que si se cae al suelo se mata". El bicho enseguida se convirtió en aceite de colza desnaturalizado, al menos hasta el inicio del juicio.
La versión oficial rezaba que unos vendedores ambulantes franceses habían repartido un aceite desnaturalizado mucho más barato que el tradicional, lo que había provocado la intoxicación masiva. El aceite fue importado desde Francia para uso supuestamente industrial y distribuido de forma fraudulenta para el consumo humano tras extraerle la anilina a alta temperatura, un proceso que dio lugar a la creación de compuestos tóxicos que causaron la grave intoxicación, bautizada por la OMS como síndrome tóxico.
Pero con la celebración del juicio, el más largo de la historia de España, la versión oficial comenzó a hacer aguas. Los aceiteros, a los que se culpaba de la tragedia, se agarraron a la teoría defendida por el jefe de los científicos dedicados a la investigación, una teoría que defendió hasta su muerte, en 1985, de un extraño cáncer de pulmón: la auténtica razón de la intoxicación era una partida de tomates envenenados deliberadamente en Roquetas de Mar para extender la epidemia por el resto del Corredor, Madrid y las dos Castillas, y que las miradas no se centrasen en la Base Aérea, donde un accidente al probar armas bacteriológicas, habría provocado el síndrome.
Esta teoría de la conspiración, que tuvo muchísimos admiradores, no cuajó en el juicio, y trece de los 38 aceiteros fueron condenados, si bien ninguno de ellos sigue en la cárcel, ni son responsables de las indemnizaciones, ya que se declararon insolventes.
De momento, la Audiencia Nacional ha ordenado el pago de más de 2.300 millones de euros en indemnizaciones, aunque los afectados, aun no hayan visto ni un euro. A día de hoy, 4.537 de los 20.205 afectados han fallecido y un tercio de los pacientes vivos presentan secuelas y/o patologías mayores, tales como afectación neurológica, esclerodermia (piel dura), hepatopatía crónica y, sobre todo, hipertensión pulmonar, una enfermedad incurable, muy grave, que va deteriorando la salud progresivamente.
Otros investigadores dicen que la firma BAYER ser la causante del «síndrome tóxico». BAYER, fue la responsable de la intoxicación generalizada en España por órgano-fosforados, el nematicida experimental (un plaguicida o agroquímico) NEMACUR 10, produciendo el que fue llamado Síndrome del aceite tóxico, también conocido como síndrome tóxico o enfermedad de la colza fue una intoxicación masiva sufrida en España en la primavera de 1981. Todo un engaño culpando a unos industriales aceiteros cuando la realidad demostró que fue causa del pesticida usado con fines poco claros (se habla de guerra química) y que, todos aquellos que quisieron denunciarlos tuvieron desgracias inexplicables, muchas de sus muertes no se han resuelto. Las investigaciones científicas efectuadas tres años después se demostró que no fue el aceite el culpable sino el producto de la casa BAYER, Nemacur 10, un producto usado en la agricultura para matar gusanos pero que llevaba una composición prohíbida.
Este producto fue el desencadenante del terrible «síndrome tóxico». La enfermedad afectó a más de 20.000 personas produciéndoles lesiones irreversibles y, ocasionando la muerte de unas 350 personas, según los estudios forenses y análisis clínicos recogidos por la sentencia que condenó a los responsables de la intoxicación.
Las investigaciones se multiplicaron en varias partes del mundo, se sabía que dicho aceite es mortal para el ganado vacuno, pero nunca se habían conocidos casos de intoxicación en humanos. En España, Luis Frontela, catedrático de Medicina Legal de la Universidad de Sevilla, realizó un experimento en donde se alimentó a ratones con pimientos y tomates que previamente habían sido tratados con un nematicida organofosforado (3metil-4-metiltiofenil isopropilamido fosfato). «Entre el 1% y el 20% de los animales así alimentados han muerto. El resto reproducen las principales lesiones del síndrome tóxico. En cambio los ratones a los que se les ha suministrado aceite de colza lo único que han hecho es engordar».
En octubre de 1989 la investigación judicial se cerró con la publicación de la sentencia que exonera a los importadores y empacadores del aceite por no haberse comprobado qué tóxico puntual causó los envenenamientos.
El uso del nombre Canola
Un conjunto de variedades con niveles menores de ácido erúcico y de glucosinolatos se obtuvieron en Canadá y se le dio el nombre de canola (acrónimo en inglés de Canadian Oil Low Acid, aceite canadiense bajo en ácido); luego este nombre se ha aplicado indistintamente a variedades cultivadas de colza, sin importar sus niveles de ácido.
En todo caso y por si acaso, en lo posible no comamos NADA frito, todo cocido en agua, asado y lo que se pueda, crudo. En nuestra alimentación no usemos margarinas, azúcares refinados o morenos, sal refinada, harinas refinadas, aceites refinados, embutidos (chorizos, mortadelas, jamones, etc.), carnes rojas, caldos de gallina en cubo o en polvo, sopas de sobre, jugos industrializados, leche de vaca, bebidas energizantes, bebidas colas, leche de soya con sabores, Ensure con sabores, Bienestarina con sabores, avena con sabores.
Fuentes: http://es.wikipedia.org/wiki/Aceite_de_colza
http://www.diariodeleon.es/noticias/revista/el-silencio-de-colza_604297.html
http://luisbusom.blogspot.com/2012/03/bayer-sabor-amargo-zyklon-b.html
Etiquetas: | edit post
0 Responses

Publicar un comentario

Tus comentarios ayudan a que este blog crezca día a día...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...