America Rojas

Compartir en las Redes Sociales!!




Alimentación: Lo que es bueno para mi corazón Lo más beneficioso son las ensaladas frescas, las frutas, pescados, lácteos y los antioxidantes como los berries. Una alimentación sana, tipo mediterránea, no solo le hace bien al corazón, sino que también previene otras patologías, entre ellas muchos tipos de cáncer. Así lo explica el doctor Mauricio Fernández, cardiólogo de Clínica Alemana, quien resume que lo perjudicial es llevar una dieta alta en grasas animales y baja en vegetales. La alimentación rica en grasas sube el colesterol, una sustancia natural presente en todas las células del cuerpo y fundamental para el normal funcionamiento del organismo. La grasa que se consume, en extremo, se transforma en colesterol y se deposita en las arterias estrechándolas y tapándolas, lo que aumenta las probabilidades de tener un infarto. Los alimentos ricos en azúcar también son riesgosos porque inciden en el desarrollo de patologías como resistencia a la insulina y/o diabetes. Además, el sobrepeso, obesidad y sedentarismo también se asocian a problemas cardiovasculares. La sal es otro producto que, en exceso, es perjudicial, ya que retiene agua, la que aumenta la presión arterial y esto interfiere en todos los cuadros cardiovasculares: infarto, accidentes vasculares isquémicos y hemorrágicos e insuficiencia cardiaca asociada. El especialista aclara que estos efectos son acumulativos en el tiempo, por lo que es ideal que los hábitos se tomen desde la infancia para que se establezcan como definitivos durante la vida adulta. “Un niño debe consumir dos porciones de ensalada y de fruta diaria; leche o lácteos dos a tres veces por día y pescado dos a tres veces por semana. De vez en cuando, obviamente, pueden comer cosas como papas fritas, el problema es cuando la alimentación se basa en eso”, enfatiza. A pesar de esto, el doctor Fernández enfatiza que cualquier momento es bueno para corregir. “Se ha visto que cuando una persona hace un cambio de hábito, en cualquier momento de la vida, se produce una mejoría, disminuyendo las probabilidades de sufrir un evento cardiovascular”, destaca. Algunos ejemplos Sal sin sodio Actualmente, una buena alternativa es la sal con 50% menos de sodio o sin sodio. Hay que considerar que sala menos, por lo que no hay que ponerle mucho. Además, se debe suplir la falta de yodo con otros alimentos, como una porción de mariscos a la semana. Azúcar Preferir productos light o diet para evitar el exceso de azúcar. La sucralosa y estevia son buenas alternativas para reemplazar el azúcar. ¡Alto, NO consumir! El especialista señala que lo ideal es no comer o limitar al máximo el consumo de interiores, vísceras, sesos, riñones, guatitas, panitas, ubre, entre otros. También se recomienda evitar los embutidos como longanizas, chorizos y salchichas. Menos restricción Las carnes grasas se pueden comer con moderación. En cuanto al aceite, es preferible usar diariamente el de oliva para uso diario y el de canola para freír de vez en cuando. Las carnes como el salmón, por ejemplo, al ponerlos a fuego lento, botan su propia grasa, por lo que NO es necesario ponerle aceite. Luz verde, alimentos que le hacen bien al corazón Está comprobado que los alimentos que ayudan al corazón son: -Ensaladas frescas, dos porciones diarias (tomate, pepino, lechuga, brócoli, entre otras). -Tres frutas diarias (está demostrado que bajan la presión). -Pescados, dos a tres porciones semanales, por su aporte de omega 3. -Antioxidantes, por ejemplo, una copa de vino diaria, chocolate puro en pequeñas porciones y berries. -Lácteos descremados en forma regular. Para complementar El doctor Fernández explica que también es importante realizar actividad física, por lo menos, media hora todos los días, o bien, una hora tres veces por semana, además de mantener un peso adecuado. El ejercicio debe ser parcelado, ya que hacer deporte intenso una vez puede ser perjudicial para el corazón y aumenta el riesgo de lesiones. Si no hay tiempo para ir al gimnasio, una buena alternativa es dejar el auto estacionado lejos para caminar, ir a trabajar en bicicleta, usar las escaleras, etc. Asimismo, se aconseja no fumar y moderar el consumo de alcohol, ya que está comprobado que ambos son perjudiciales para el corazón. Por último, se debe considerar que las personas con antecedentes de familiares directos con problemas cardiovasculares, deben cuidarse más. Departamento de Cardiología Teléfono: 2101050
0 Responses

Publicar un comentario

Tus comentarios ayudan a que este blog crezca día a día...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...