America Rojas

Compartir en las Redes Sociales!!


Hay personas que sufren soledades intensas; desesperantes y en esos momentos es cuando se hunden en causas perdidas, amores tormentosos que no son capaces de llevar.

Siento en mi corazón la perdida de la maravillosa mujer de ese vecino. Creo entender y sentir la honda tristeza que le invade por la perdida de su amada compañera, madre de dos de sus hijas. Formando un lindo hogar, para el cual se había desvelado trabajando día y noche, hasta horas extras a fin de llenar de cosas materiales su casa. Siento su desesperación y lo entiendo, al verlo buscando una solución a su problema, en el amigo más amable que siempre esta a tu lado en momentos difíciles. El alcohol, el problema cuando hay amor y se vive enamorado, es muy difícil superar ese vacío que deja abruptamente la partida de esa persona.
Hay personas que por amor lo dan todo, pierden su dignidad, y se arrastran en pantanos oscuros que no se dan cuenta de que ya no hay posibilidades y ha terminado.
Hoy al observarle embriagado y triste, me invadió un hondo pesar, no deseo que se pierda en el tortuoso camino del alcohol, que es muy difícil recuperarse después.Solo miro desde lejos deseando que pueda superar este trance, no tan solo por el, sino por sus niñas.

Hay mujeres que arrastran el peso de su debilidad por muchos años, casualmente me toco verla y escuchar su versión y me conmovió su relato. Una experiencia de infedilidad, sin pensar en las consecuencias, sin tomar medidas de resguardo, para quedar embarazada además y ni siquiera saber con certeza, quien es el progenitor de ese hijo que llevas en tu vientre.
A través de mis años he visto muchos casos similares, que tristeza esperar un niño con tanta ansiedad y temor, deseando que sea de tu pareja y no del hombre con el cual se acostó fortuitamente, dejándose llevar por la pasión y las palabras susurrantes al oido.Momentos de pasión y locura , que me hacen recordar esa frase a principios del siglo pasado...”un día con Eros y toda la vida con mercurio”...en esa época no había tratamiento efectivo para la enfermedad venérea Sífilis, que produce grandes daños en la persona que la adquiere y los médicos usaban mercurio de por vida, para disminuir el daño que esta producía.

Veo a esta mujer separada, llorando ante mi y mostrándome su niño, que lógicamente su esposo rechazo, y además, se quedo sin hogar, sin nada y vilipendiada por todos.Observo al niño y horror es la cara de su esposo...pero a tanto llega el rencor y el odio de este hombre burlado, que no reconoce en el su propio rostro.

Historias similares muchas!y me embarga una pena infinita, por ese bebe, que no es culpable de nada, pero lloro por su vida intensa al llegar a este mundo, por que va a crecer sin padre y con un hogar deshecho, producto de la infedilidad de su madre. Y el arrepentimiento de nada ha valido, ha herido el orgullo masculino y este es muy grande, para dejar pasar el perdón.

Soy una convencida que hay conductas y decisiones que uno toma que luego van a pesar por la eternidad. Creo que estamos aquí en la tierra, para hacer nuestra obra maestra, nuestra vida, y después nos tocara ver este espectáculo con espíritu critico y además será evaluado, como lo hemos hecho, en mi caso me gustaría poder decir “lo hice bien”...de todas maneras, la perfección no existe, por algo estamos aquí, para crecer espiritualmente, para aprender de esas malas experiencias y para apoyar al que se ha equivocado, o ha tenido un traspié...

Por eso me digo constantemente...por la humanidad y por mi...”lo siento...perdóname...Gracias...te amo”
Etiquetas: | edit post
0 Responses

Publicar un comentario

Tus comentarios ayudan a que este blog crezca día a día...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...