America Rojas

Compartir en las Redes Sociales!!





Un regalo para ustedes, de mi amiga Pilar:


Aloe Vera “La Planta de la Inmortalidad”
Precepto de la Sinergia ¿Curar el Cáncer? ¿Y cualquier Otra enfermedad?
¿Estás preparado?
Mira, si tú cojes un Vaso de Agua pura, y hechas dentro unas gotas de “Tintura de Yodo”, tendrás que ese agua pura se CONTAMINA y se transforma en un agua Venenosa.
Pero eso puede ser solucionado. Si coges un buen chorro de Aloe Vera y lo hechas en el agua, y revuelves, contemplarás admirado como el agua se va limpiando y purificando, y en pocos segundos, tendrás un vaso de agua pura Aún Más Cristalina que el vaso original.
(HAZ CLICK Y MIRA EL VIDEO)
Esto es así, porque el Aloe es el Mayor Purificador que existe. El Aloe se “come” los Tóxicos, los Venenos, y los transforma en nutrientes, por el mismo proceso Natural, que un árbol toma el Tóxico CO2 (dióxido de carbono) que tan venenoso es, y que puede matarte, y lo transforma en Oxígeno Puro para tus Pulmones, y Hidratos de Carbono (comida vegetal de primera calidad) para tus músculos.
El Aloe Vera “no es algo Moderno”. El Aloe ya limpiaba las toxinas del agua y del aire hace Millones de Años, exactamente igual que hace hoy en día.
El Aloe es conocido desde épocas antiquísimas. Los Sumerios ya usaban el Aloe para curarse, tablillas de la época de los Reyes de Akkad ya muestran recetas de medicinas hechas con Aloe.
Hermes Trimegistro enseñó a los Egipcios a usar el Aloe Vera para curar 200 enfermedades mortales, razón por la que la llamaron “la Planta de la Inmortalidad”. De hecho los egipcios quedaron tan impresionados con el Aloe, por su capacidad de curar “lo que no debería ser posible curar”, que la consideraron “un dios” cuya “sangre” tenía poderes espirituales y sobrenaturales, y ofrecía la belleza, la salud y la eternidad. El Aloe formaba parte del ritual de embalsamamiento y así acompañaba al Faraón en su viaje a la Eternidad!
Las Propias Cleopatra y Nefertiti usaban el Aloe para mantenerse jovenes y bellas, para lo cual se bañaban diariamente en Aloe, lo bebían varias veces al día y hasta lo usaban de colirio para que les brillase los ojos.
Si visitamos las Tumbas de los Faraones, podremos ver los dibujos de Aloe en las paredes junto a los jeroglíficos. Podemos también verla en el “Papiro Ebers” (el mayor libro egipcio sobre remedios y medicinas). Y si caminásemos entre las Pirámides en la época Egipcia, nos asombraríamos al contemplar como todos los caminos y las propias Pirámides estaban Rodeadas de Aloes (ya sabemos por el Poder de la Visión Aurica, que las Pirámides Amplifican la Bioenergía, y así los Faraones se aseguraban de Amplificar la Muchísima Bioenergía producida por los Aloes.
Por cierto, que los Egipcios tenían una medicina Muy Avanzada, tanto, que cualquier operación de “cirugía estética” de hoy en día eran ellos ya capaces de realizarla. En varios documentales de TV puedes ver como les dan instrumentos de la época egipcia a doctores modernos, y estos pueden utilizarlos perfectamente para sus cirugías.
Sin embargo, los Egipcios No contaban con “salas esterilizadas” ni “antibióticos modernos”, ellos contaban con la ayuda del Aloe Vera ¿Te das cuenta?
Para los Mayas, el Aloe fue una “planta sagrada” por sus propiedades Regeneradoras, como muchas otras religiones le atribuían el Poder de la Vida Eterna y la Eterna Juventud. Tanto es así, que aún hoy en día, en algunos lugares de México se acostumbra a tener una plantita de Aloe Vera, porque aseguran que trae “Buena Suerte”.
En la India, hace ya 5,000 años, escribieron los mejores médicos indios en el libro del Ayurveda, cómo el Aloe es magnífico para el hígado, el sistema digestivo y respiratorio, contra quemaduras, cortes, heridas, e incluso contra la vaginitis o el herpes vaginal.
Y en la Antigua China, el Aloe Vera fue considerado “el remedio Armónico”. Y si miramos los dibujos del pintor oficial del Emperador Fu-Hsi, 2,800 años Antes de Cristo (hace 4,800 años), vemos al Médico del Emperador colocando hojas de Aloe Vera, cortadas y abiertas, sobre las heridas de un Heroe, para curarle.
En Babilonia, el Aloe era muy considerada como Medicina, tal y como podemos ver en las Tablas Babilónicas.
En la época Griega, en el 333 antes de Cristo, Alejandro Magno usaba el Aloe como medicina para sus valientes soldados, porque el propio Aristóteles lo uso para salvar la vida de Alejandro de la herida mortal de una flecha. Tan convencido quedó Alejandro Magno de la Importancia de poseer Aloe Vera, que abandonó todos sus planos de conquista y dando media vuelta fue a conquistar la Isla de Socrota, que estaba “llena de Aloe”. Sólo tras asegurar de esta forma el suministro de Aloe para sus Ejércitos, continuó sus Famosas Conquistas por toda Asia.
En África, se usaba el Aloe como parte importante de los rituales espirituales. Y algunas tribus como los bantús, conseguían curar con ella, hasta enfermedades venéreas.
El pueblo Galo, celtas anteriores a la época de Cristo, plantaban una planta de Aloe Vera al lado de la tumba del muerto, porque aseguraban que cuando el Aloe entraba en flor, eso significaba que el muerto había entrado en el Paraíso.
Los Árabes recogían el Aloe del Desierto, y procesándolo de formas ingeniosas, lo vendían como “la planta que todo lo cura” en Persia y en la India, donde era comprada con afán.
Los Favoritos de Dios, usaban el Aloe para las curas más difíciles, lo cual fue un “Secreto” celosamente mantenido por los Favoritos desde tiempos aún anteriores a Abraham. Moisés se refiere en Números, al Aloe como “cosa Santísima” y Salomón cita al Aloe en el Cantar de los Cantares (antiguo testamento). Y cuando los Apóstoles bajaron a Cristo de la Cruz, untaron sus heridas con Aloe Vera en un desesperado intento por “curarle” (Juan 19:40). Pues ellos ya habían visto el Milagroso Poder del Aloe.
Armadas con el Aloe Vera, las Brujas de la edad media consiguieron curar una infinidad de enfermedades “incurables”. Por ese “delito” fueron llamadas de Herejes y arrojadas al fuego por la Santa Inquisición de la Iglesia Católica (que sin duda hubiera arrojado también al propio Cristo por realizar ese mismo milagro de curar lo incurable).
Mahatma Gandhi declaro, que sólo podía sobrevivir a sus larguísimos ayunos, gracias alAloe.
En los Años 30, en Estados Unidos, los Rayos X producían enormes quemaduras en los doctores y enfermeros que trabajaban con dichas máquinas en su día a día. Hasta el Dr. Collins descubrió que el Aloe Vera era el UNICO remedio capaz de curar esas horribles heridas. A partir del Aloe, el Dr. Collins comercializó una pomada llamada “Alvagel” que fue un Gran Éxito entre todos los operarios de Rayos x de los Estados Unidos.
Pronto, descubrieron que el “Alvagel” también curaba quemaduras por agua caliente, fuego, sol, e incluso alergias y úlceras crónicas (las úlceras crónicas (como toda enfermedad crónica) se “supone” que son Incurables).
En la época de la Guerra Fría, la “Poderosa Rusia Comunista” se jactaba de que el Instituto Oncológico de Moscú, había descubierto, bajo la dirección del doctor Sa-vitski, que el Aloe Vera era un bactericida (antibiótico) más potentes que todos los que poseían los Estados Unidos y, afirmaban, que estaban “a punto” de descubrir la cura del cáncer utilizando Aloe Vera.
El Aloe fue seleccionada por la NASA como la planta que absorbe el 90 % de la toxicidad que producen materiales como: el PVC, fibra de vidrio, barniz, pintura, etc., y también las radiaciones que transmiten las computadoras, la televisión y otros aparatos electrodomésticos. Muchos Ingenieros en Computadores de Digital Valley, colocan un pequeño Aloe delante de sus monitores, pues quedó demostrado que ese Aloe es capaz de Absorber hasta la radiación del monitor, eliminando el riesgo de cáncer por radiación y reduciendo hasta el cansancio en la vista.
Como vemos, a lo largo de Milenios, el Aloe ha sido considerado como una “Planta Milagrosa”, y usada por los Sabios y Médicos de todas las grandes civilizaciones para curar enfermedades que (según los médicos modernos) No deberían ser posible de ser curadas ¿Te das cuenta?
Cuando en Agosto de 1945 cayeron las Horribles Bombas Atómicas de Hiroshima y Nagasaki cerca de 140,000 Personas que sobrevivieron quedaron con unas horribles quemaduras por todo el cuerpo. Ningún medicamento, ninguna crema, ningún compuesto animal o vegetal curaba esas horribles quemaduras atómicas.
NADA curaba esas quemaduras, pero, sin embargo, el Aloe Vera SI las curaba! De hecho, las curaba tanto, que tras tres meses de tratamiento la piel quedaba Completamente Lozana y Nueva, de tal forma que tal parecía que tales horribles quemaduras jamás habían existido.
Como es Natural, tal capacidad de cura llamó enormemente la atención de muchos Doctores. Uno de ellos, el Dr. Heger se quedó tan Impresionado, que comenzó a pensar si igual que el Aloe Curaba esas “quemaduras incurables”, si No sería capaz de curar otras “enfermedades incurables”.
¿Sería el Aloe capaz de Curar el Cáncer, igual que curaba las Quemaduras Atómicas?
Naturalmente “Nada se perdía por probar” ¿No es así?
El Dr. Heger ya había obtenido “algunas mejorías” en el Cáncer usando miel pura. Así que decidió mezclar 1 cucharada de miel y 1 cucharada de Aloe, dada 3 veces al día. Sólo “para ver qué pasaba” y continuar sus investigaciones desde ahí.
Entonces, fue al Hospital en que trabajaba, reunión a 90 enfermos de Cáncer en estado Terminal y les dijo “Miren, estoy sospechando de que el uso combinado de dos compuestos naturales podría llegar a dar mejorías en las curas del cáncer. Ustedes ya son terminales y No tienen esperanza. Pero si participan en este estudio, quizás dentro de 15 ó 20 años podamos crear una cura eficaz para el cáncer ¿Se animan ustedes a participar?” Todos los integrantes se unieron y participaron. Y, tras 3 meses el resultado era Asombroso.
TODOS LOS 90 ENFERMOS TERMINALES… ¡HABIAN SIDO CURADOS!
Ya NO había Cáncer en NINGUNO de ellos!
Y, recordemos, eran personas “sin expectativa de vida”, personas ya Condenadas por la Ciencia.
El Dr. Heger, entusiasmado con estos resultados, presentó los datos de este experimento en el año 1978 a la Sociedad Médica, con el objetivo de que todos los Médicos del Mundo conocieran este experimento, y se pudieran realizar Investigaciones Detalladas a lo largo de Todo el Planeta, lo que sin duda, en pocos meses, daría con una cura Definitiva para elCáncer.
Sin embargo, ante su Sorpresa, el Dr. Heger recibió la visita de los Directores de dicha organización, los cuales le dijeron que su experimento “no era científico” y que No iban a publicar “una tontería así” y hasta le Prohibieron que publicase dichos experimentos por su cuenta, a riesgo de perder su licencia médica.


El Dr. Heger intentó Reclamar “¿Cómo era eso Posible?”. El experimento SI había sido científico, había adjuntado un resumen perfectamente científico cumpliendo con todos los protocolos, había adjuntado la ficha médica de TODAS las 90 personas curadas por él Antes (que mostraba la Gravedad de sus Casos) y el DESPUES que mostraba una Curación TOTAL! Como poco, aquel experimento habría de ser comunicado a TODAS las Personas del Planeta! ¿Por qué lo estaban ocultando?
El Doctor No consiguió Nada ante aquellos “Poderosos”, y cuanto más argumentaba, más duro ellos le amenazaban. Así que finalmente bajó la cabeza y “obedeció”.
Sin embargo, el Dr. Heger aún No se había “rendido”. En cuanto ellos se marcharon, él juntó sus informes, y se dijo “Que la cura del Cáncer es esta, es algo científicamente innegable, así que haré un estudio estadístico muy superior y tan exacto y poderoso, que tendrán que reconocer que tengo la razón.”
Armado con sus informes científicamente exactos, fue visitando todos los Hospitales del Estado, para contactar con más de 1,500 enfermos de Cáncer. Reunió a TODOS los Enfermos de TODO tipo  y en Todas las Etapas. Tanto enfermos terminales, como enfermos de “tumores benignos”, los Clasificó todos en grupos de estudio y, con esa información, fue a pedir apoyo económico a una importante empresa de Marketing Multinivel cuyos principales ingresos vienen de la venta de Aloe Vera.
Aquella empresa le dio el financiamiento económico que ese estudio necesitaba y, además, le proporcionó Aloe de la Más Alta Calidad. Pues las cantidades de Aloe para 1,500 personas eran ya “industriales”.
Tras tres meses, el 95% de los Enfermos se habían curado. Y el 5% restante, o el cáncer se había “paralizado” en su estado actual (lo cual es ya una mejora, pues el cáncer siempre avanza y así, al menos, no habían muerto), o el cáncer había retrocedido y casi desaparecido.
Tras seis meses, el 100% de los Enfermos, se habían curado.
El Dr. Heger tardó otros 6 meses en organizar TODA la Información de la forma más Científica e Innegable posible. Organizó las Estadísticas, los Testimonios, los informes médicos, todo con una pulcritud meticulosa.
Ahora ya No podrían acusarle de ser sólo “unas anécdotas sobre la cura del Cáncer“. Ahora el Dr. Heger había DEMOSTRADO CIENTIFICAMENTE que el Aloe Vera + Miel, era LA CURA DEFINITIVA PARA EL CANCER, pues TODO tipo de Cáncer Existente, desaparecía en 6 meses, o menos.
Dicho estudio, estaba repartido en 3 volúmenes, cada uno del grosor de la mano de un adulto, y encuadernado en tapas amarillas. La prueba era ya INNEGABLE!
Así que, orgulloso, seguro, acudió a los “Poderosos” y les entregó los 3 volúmenes, y con un tono seguro, les dijo “Aquí está la Prueba Científica Irrefutable, de que el Aloe Vera y laMiel, tomados tres veces al día a razón de una cucharada de cada uno por toma, curan cada tipo de cáncer existente, en un periodo de tiempo determinado entre 1 mes y 6 meses, dependiendo del tipo de cáncer. Esta TODO ahí, pueden leerlo. Tras convencerse de lo Irrefutable de estos Hechos, pueden publicarlo en las principales revistas médicas del mundo. Si quieren, fírmenlo hasta con sus nombres, yo No busco ganar un Premio Nobel ni tener ningún merito, sólo busco que ese horrible mal que es el Cáncer, desaparezca del Planeta”.
Dicho esto, marchó. A las pocas semanas, recibió una llamada, No de los Poderosos, sino de sus Abogados, con todo tipo de Amenazas.
El Dr. Heger No se lo podía creer “¿Por qué ocurría eso? El era un Héroe! Debería aparecer en todas las Revistas del Planeta ¿Por qué sólo recibía amenazas?”.
Al poco recibió una llamada de la empresa que le proporcionaba el Aloe, ellos habían recibido también enormes amenazas de dichos abogados, y se veían en la necesidad de suspender el financiamiento económico y tenían que dejar de proveer el Aloe. Pues si no recibirían una inundación de Demandas por estar envueltos en una “supuesta” Estafa Mundial “supuestamente” destinada a vender su Aloe Vera.
El golpe psicológico fue terrible. El Dr. Heger No entendía nada. Pero No estaba dispuesto a Rendirse. Pensó que si No habían creído a 1,500, creerían a 15,000. Así que con su auto comenzó a recorrer todo el País, buscando reunir a esos 15,000 enfermos para hacerles participes de su estudio.
Como No tenía financiamiento de Aloe. El se vió en la necesidad de recorrer carreteras de montes, en busca de plantas de Aloe Vera, que cortar y embotellar el mismo. Para luego entregar un bote de ese aloe, junto con un bote de miel natural comprado a cualquier pequeño productor (y muchas veces donado).
Para poder pagar su propia gasolina y su propia comida, el Dr. Heger tuvo que llegar al límite de “pedir limosna” a los propios enfermos de cáncer. Cada uno contribuía con lo que podía.
Tras terminar dicho estudio, el Dr. Heger tenía pensado presentar una copia a los Poderosos, y enviar otra copia a cada canal de TV y Periódico del Planeta. Según ya le habían dicho, si hacía eso perdería su licencia de Médico. Pero estaba dispuesto a perder hasta su medio de ganarse la vida, si con eso salvaba a Todos los Millones de Personas que sufren tan Horrible Enfermedad.
Sus Planes, llegaron a los Poderosos. Y esta vez las amenazas no sólo eran legales, sino, también De Muerte. “Si sigues con eso, no vivirás para contarlo, los accidentes ocurren en esos montes tan peligrosos que recorres cada día” le dijeron claramente por teléfono.
Una semana después, mientras buscaba por los montes el Aloe Vera que salvaría la vida de sus 15,000 pacientes, su carro (coche) se Negó a Frenar, y calló dando mil vueltas de de campana en un enorme precipicio.
Cuando la policía investigó el caso, encontró que los frenos habían sido claramente cortados. Quien había hecho eso, No se había parado ni a intentar “disimular” que había sido un Asesinato. Sino que habían dejado las pruebas con toda claridad.

...
Eso es lo que la policía llama “dejar un mensaje”.


Aquellos Poderosos habían dejado un Mensaje Muy Claro. A todo aquel que intentase volver a Demostrar Científicamente que el Aloe Vera + Miel cura el Cáncer, le esperaría el mismo final.



Naturalmente, aún cuando “Todos” sabían quien había ordenado cortar esos frenos. Nunca fue posible demostrarlo. Así demuestran los Poderosos su Poder Humano. Muchos quisieron argumentar, que era Obvio que eran ellos. Que ellos habían negado cada paso, que el Dr. Heger había sido muy ingenuo cuando les había creído al decir ellos que “no creían en la veracidad científica de esos experimentos”. ¡Claro que ellos le creían! ¡Claro que SABIAN los Poderosos que el Aloe Vera + Miel cura el Cáncer! Pero ¿Quienes crees tú que tienen las Acciones de las Empresas que fabrican las Carísimas Máquinas de Quimioterapia? ¿Quiénes crees tú que poseen las industrias Farmacéuticas que producen los Carísimos medicamentos?

Según el Diario “EcoDiario” del 24 Agosto del 2008, la “Industria del Cáncer” gana 305 Mil Millones de Dólares CADA AÑO! ¿Crees tú que iban ellos a dejar de ganar los 305 MIL MILLONES DE DOLARES AMERICANOS que ganan CADA AÑO al permitir que el Cáncerdesapareciera del planeta?



Quiero que te fijes, que la Cura del Cáncer fue descubierta Oficialmente y demostrada de forma 100% Científica, en el año 1978. A la hora de escribir estas líneas estamos en el año 2009, han pasado ya unos 31 años y ¿Acaso conocen los enfermos de Cáncer, que el Aloe + Miel cura el Cáncer?



No, ellos No tienen ni la más ligera idea. De hecho, ni siquiera lo conocen de forma “disociada”, es decir, ni siquiera lo conocen en el sentido de “quizás tomar Aloe + Mielpueda ayudar un poco” ¿No es así?



Esa Información ha sido TOTALMENTE ocultada al público, durante Años. El Dr. Hegermerecía un Doctorado Honoris Causa, merecía un Premio Nobel, debería ser el médico más Famoso desde Fleming o Ramón y Cajal. Sin embargo, hoy podemos encontrar su nombre, sólo en algunos libros sobre el Aloe Vera, escrito por Expertos que conocen el tema y No temen las consecuencias.



Más de 30 años después, la Cura del Aloe Vera, sigue siendo un Secreto para la Mayoría de las Personas. Las SSM (Sociedades Secretas Malignas que dirigen el “Engaño de los Nombres”) consiguieron ocultarlo durante todo este tiempo! Si multiplicas 305 Mil Millones por 30 años, verás que Gracias a Ocultar “la cura del Cáncer” ellos llevan ganando, en estos 30 años, unos 9150 Miles de Millones de Dólares!!! Es decir, unos 9 Millones de MILLONES de Dólares!!!

Esos Millones de MILLONES de dólares, lo ganaron como resultado de la muerte de 237 Millones de Personas. Lo que es el Equivalente a que TODAS las Personas de DOS Países GRANDES, del tamaño de Japón y de México, hubieran sido Asesinados y Exterminados, para que esos Poderoso hubieran podido quedarse con todas las riquezas de esos países ¿Comprendes?



Pues, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) CADA AÑO, mueren un mínimo de 7,9 Millones de Personas, como puedes ver en estas dos webs:

http://www.who.int/mediacentre/news/statements/2008/s09/es/index.html

http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs297/es/index.html



Por cierto, que según el Eco Diario, la cifra de muertos por cáncer en el año 2009, aumentó de 7,9 Millones en el 2,008, a 12,9 Millones en el 2009!



Ahora, dime ¿Cómo puede ser posible, que con TODO lo que adelanta la Tecnología y la Ciencia, el número de muertos de Cáncer prácticamente SE DOBLE en sólo un año?


Bien espero que les guste este interesante articulo

Mil gracias por leer
un abrazo para cada uno!!
Etiquetas: | edit post
0 Responses

Publicar un comentario

Tus comentarios ayudan a que este blog crezca día a día...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...